Venta laser azul violeta barato

Gratuit
Recevez toutes nos informations et actualités par Email.

Entrez votre adresse email:

En una escena de la película James Bond contra ­Goldfinger (1964), considerada una de las mejores de la serie, el agente secreto 007, encarnado por Sean Connery, está tumbado, atado de pies y manos a una mesa de oro. Su enemigo, el malvado Goldfinger, tras encender un dispositivo repleto de teclas y palancas, dirige hacia James Bond un laser puntero precio de color rojo que va recortando poco a poco la superficie metálica. “¿Espera que yo hable?”, pregunta un inquieto Connery, mientras el haz de luz se acerca peligrosamente a su entrepierna. “No, Bond –le contesta Goldfinger–. Espero que se muera”.

En una escena de la película James Bond contra ­Goldfinger (1964), considerada una de las mejores de la serie, el agente secreto 007, encarnado por Sean Connery, está tumbado, atado de pies y manos a una mesa de oro. Su enemigo, el malvado Goldfinger, tras encender un dispositivo repleto de teclas y palancas, dirige hacia James Bond un laser puntero precio de color rojo que va recortando poco a poco la superficie metálica. “¿Espera que yo hable?”, pregunta un inquieto Connery, mientras el haz de luz se acerca peligrosamente a su entrepierna. “No, Bond –le contesta Goldfinger–. Espero que se muera”.

El cine bondiano siempre se ha caracterizado por reflejar los avances tecnológicos de su época. Y, efectivamente, tan sólo cuatro años antes había nacido el primer láser gracias a la intuición de Theodore Harold Maiman, investigador de la compañía aérea Hughes, en unos laboratorios científicos en California. En las novelas de ciencia ficción de los años veinte ya se fantaseaba con la posible existencia del “rayo de la muerte”. En el imaginario popular, este invento fue asociado inicialmente a un uso bélico, militar o como arma, un simbolismo, típico en tiempos de la guerra fría, que se mantuvo incluso durante las décadas siguientes. Basta con imaginar las laser azul violeta o los disparos de las naves espaciales en La guerra de las galaxias.

La historia del láser –que hace poco cumplió 50 años– es curiosa. Dicen los científicos que cuando nació era una herramienta en busca de aplicación. Mientras que el antibiótico o el avión, por poner algún ejemplo, tuvieron claro desde el principio cuál iba a ser su uso, con el láser hubo más de un interrogante. Es decir, que no se sabía muy bien para qué iba a servir, aunque sí se intuía que tenía un potencial muy interesante. En la actualidad (si bien tiene, como se imaginó al principio, aplicaciones en la industria militar), el láser es imprescindible para nuestra vida diaria. Es lo que se denomina en inglés una enable technology, es decir, una tecnología que sirve para que otra tecnología funcione. A menudo no se ve. El láser, aunque sea luz, actúa en la sombra. Su papel tecnológico, por así decirlo, es indirecto. Como dijo Mark Bronsky, de la firma de puntero laser verde 200mW Trumpf, el principal fabricante de EE.UU., “la gente tiene una conexión diaria con los láser, aunque muchas veces ignora cuál es esa conexión”.

El láser tiene muchos padres. Y, seguramente, un abuelo: en 1916, Einstein pensó estimular electrones para que emitiesen una luz de una longitud de onda determinada, mediante una luz adicional de la misma onda. Los que se llevaron el Nobel fueron tres científicos en 1964 (Townes, Básov y Prójorov), por puntero laser 30000mW un invento anterior al láser: el máser, un sistema de emisión estimulada que opera en la región de microondas del espectro electromagnético. En cambio, el nombre de laser (que corresponde a las siglas en inglés de “amplificación de luz mediante la emisión estimulada de radiación”) fue usado por primera vez por el físico Gordon Gould, que no se llevó galardón alguno, pero que contribuyó a perfeccionar el instrumento (y que consiguió obtener su primera patente, después de una larga batalla judicial, sólo años después, en 1977). Al comienzo, el invento pasó de puntillas en el mundo científico. Baste pensar que la reseña con que Maiman lo describió en la revista Nature tan sólo tenía 300 palabras y que otra importante revista de física (Physical Review Letters) rechazó publicar el descubrimiento porque lo consideraba poco interesante. Con el pasar del tiempo, llegó el éxito comercial: diez años más tarde de su nacimiento, ya había impresoras láser en el mercado.

Laser 50000mW 445nm

Qué es un láser? Es un dispositivo capaz de crear un rayo de luz intensa. Es una luz concentrada, llena de energía. Con el láser, átomos excitados por medio de electricidad emiten fotones entre dos espejos que, al reflejarlos, amplifican esta radiación estimulada. El dispositivo puede tener un tamaño minúsculo u ocupar una nave industrial. Tener una potencia insignificante o de miles de millones vatios. Hay aparatos láser que cuestan millones de euros, mientras que un puntero láser sale por pocos centavos. Su rasgo común es que no es una luz cualquiera, sino que presenta algunas características que la hacen única. Es coherente. Todas las ondas luminosas del láser se acoplan de forma ordenada entre sí. “Es como un tren de olas que llegan a la orilla al mismo tiempo y en el que todas presentan la misma forma”, apunta Santiago Miguel Olaizola, investigador del Centro de Estudios de Investigaciones Técnicas (CEIT) de Guipúzcoa en San Sebastián. Es monocromático, mientras que la mayor parte de las fuentes de luz tienen una banda de emisión con distintos colores e intensidades.

http://minkara.carview.co.jp/userid/2621619/blog/38365177

  • »
  • »
  • »
  • »
  • »
  • »
  • »
  • »
  • »
  • »
  • »
  • »
  • »
  • »
  • »
  • »
  • »
  • »
  • »
  • »
  • »
  • »
  • »